« VOLVER

ESTIMULACIÓN TEMPRANA: CUATRO ÁREAS PARA PROMOVER EL DESARROLLO DE TU HIJ@

La estimulación infantil es clave para que los niños crezcan sanos, fuertes, con habilidades físicas, cognitivas y sociales.

Cuando se tiene un hij@ el término “estimulación temprana” se vuelve parte obligatoria del vocabulario de toda mamá. Seguramente, desde el pediatra hasta las abuelas te recuerdan la importancia de la estimulación infantil.

Por su parte, la psicóloga Alejandra Arjona señala que la estimulación durante los primeros 6 años de vida es fundamental porque es cuando se produce el mayor desarrollo neuronal en el niño.

Pero, ¿qué es exactamente la estimulación temprana? En términos sencillos, son todas las actividades y técnicas que al hacerse de forma sistemática desde que los niños nacen, les ayudan a desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas, que se traducen en niños sanos, inteligentes, curiosos, sociables y sobre todo, felices.

Aprender a controlar sus movimientos (gatear, levantarse, caminar), responder a sonidos, reconocer colores y figuras es mucho más fácil de lograr si se trabaja a través de la estimulación temprana. Juegos, canciones, masajes, gimnasia y las demostraciones de amor son tus principales aliados para estimular a tu hij@.

De acuerdo con Arjona y la psicóloga Andrea Niño, las actividades de estimulación se enfocan en las cuatro áreas que conforman el desarrollo normal de todo niño. A continuación, te explicamos cada área para que empieces a trabajar en el desarrollo de tu hijo.

ü Área cognitiva. Esta área está directamente relacionada con su capacidad de razonar. Es decir que ponga atención, que sea capaz de seguir instrucciones y que sepa reaccionar ante diferentes situaciones.



ü Área motriz. Está ligada a su habilidad para desplazarse, la capacidad de coordinación para agarrar objetos, pintar, armar y desarmar cosas. Para desarrollar esta área es recomendable dejarlo explorar, darle elementos para que toque, colores para que pinte, llevarlo al parque, mostrarle figuras de diferentes texturas y tamaños.



ü Área de lenguaje. Como su nombre lo indica, se enfoca en la capacidad del niño para comunicarse, entender lo que le rodea y darse a entender. Hablarle de forma clara y articulada, llamando a las cosas por su nombre y en un tono de voz adecuado, son aspectos claves para potenciar este nivel. Esto ayudará a tu hij@ a desarrollar su lenguaje, ampliar su vocabulario y le será más sencillo relacionar palabras con objetos y situaciones.



ü Área socio-emocional. Esta puede ser la más importante si se tiene en cuenta que reúne su habilidad para establecer relaciones interpersonales, respetar a otras personas y especialmente, sentirse querido e importante.



El amor y la atención de la familia son vitales para que los niños crezcan con una buena autoestima. Darle besos, abrazarlos, decirles que los amas, jugar con ellos, corregirlos de buena manera, acompañarlos cuando pierden o se equivocan, afianza su capacidad y confianza para interactuar con el mundo.

La estimulación temprana se resume en todo lo que haces con y para tus hijos. Cada minuto que pasan juntos forma parte del proceso de enseñarles y de que ellos aprendan.

Consultar al pediatra puede ayudarte no solo a sentirte más tranquila, sino que puede asesorarte en la clase de masajes y ejercicios físicos que debes practicar para reforzar su desarrollo físico.

No olvides que una parte elemental para el desarrollo saludable de tu hijo es su adecuada alimentación. Por eso, te recordamos que mientras lo ayudas a desarrollar estas cuatro áreas, puedes reforzar su sistema inmune con los nutrientes del Alimento Lácteo KLIM® 1+ FORTIPROTECT®.

Palabras clave:

Crecimiento, desarrollo, niños, edad escolar, estimulación temprana, lenguaje, desarrollo cognitivo, motriz, emocional, padres.

Fuente:

Magaly Restrepo (médico pediatra) RM# 144

Andrea Niño (psicóloga) TP# 52864824

http://www.cosasdelainfancia.com/biblioteca-esti-t-g.htm

0     6