« VOLVER

¿Qué debo hacer si mi hijo es intolerante a la lactosa? 5 formas de detectarlo

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Cualquier alimento que es ingerido por el organismo necesita ser fraccionado en sustancias menores para facilitar la digestión y la obtención de energía. Las encargadas de este fraccionamiento son las enzimas y la lactasa es la enzima encargada de actuar sobre la lactosa, un tipo de azúcar presente en la leche que le das a tu hij@.


La ausencia de lactasa produce una incapacidad para digerir lactosa, esa incapacidad se manifiesta mediante la aparición de síntomas digestivos molestos, los cuales se harán presentes siempre que tu hij@ consuma alimentos a base de lácteos.


Existen varias formas de disminución de la lactasa. Por ejemplo, puede presentarse desde el nacimiento (deficiencia congénita de lactasa), lo que es muy raro. Lo más frecuente es que la intolerancia a la lactosa ocurra como complicación de una diarrea y generalmente esta intolerancia es transitoria; es la más frecuente y se denomina deficiencia secundaria de lactasa. Sin embargo, algunos niños, en sus primeros 5 años de edad, pueden tener una intolerancia a la lactosa porque su lactasa se disminuye poco a poco de una manera programada y llega un momento en el que el niño empieza a presentar los síntomas. Esta se llama deficiencia de la lactasa del tipo adulto. Es la más frecuente en la población general en todo el mundo.






Síntomas frecuentes y precauciones generales


Los síntomas más comunes que observarás en tu hij@, derivados de una intolerancia a la lactosa, son:


  • Hinchazón abdominal producida por el exceso de gases acumulados en los intestinos.

  • Calambres abdominales y dolor de estómago.

  • Flatulencia originada por la excesiva producción de gases.

  • Vómitos y diarrea.

  • Irritación alrededor del ano.



¿Qué hay que hacer?


La intolerancia a la lactosa no es un tema que debería causarte gran preocupación, solo debes ofrecer la alimentación que a tu hijo no le cause las molestias digestivas.

Lo primero que debes hacer, si se presenta este problema, es suprimir inmediatamente los productos lácteos en la alimentación de tu niño. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta eliminación de alimentos lácteos, puede afectar el crecimiento de tu hijo, por eso es recomendable reemplazar los alimentos lácteos por alimentos lácteos deslactosados o con menor contenido de lactosa que tu hijo pueda digerir sin inconvenientes.



LO MÁS IMPORTANTE DE TODO Y QUE NUNCA DEBES OLVIDAR, ES QUE CUANDO TU hijo prESENTe ALGÚN PROBLEMA de salud LO PRIMERO QUE TIENES QUE HACER ES ACUDIR A UN MÉDICO, ÉL TE DIRÁ QUÉ ES LO MÁS ACONSEJABLE a REALIZAR.





Referencias Bibliográficas


https://www.nestlebebe.es/alergias-alimentarias/como-detectar-la-intolerancia-la-lactosa-en-bebes#

http://www.innatia.com/s/c-dietas-para-ninos/a-intolerancia-a-la-lactosa.html

http://kidshealth.org/es/parents/lactose-esp.html


0     34