« VOLVER

La importancia del omega-3 y omega-6 en las comidas de los niños

Incluir estos ácidos grasos esenciales en la dieta de los niños es indispensable para su buena salud y desarrollo. Conoce qué son y cómo añadirlos a sus comidas.

Lo más probable es que hayas escuchado los términos omega-3 y omega-6 en más de una ocasión, pero no estar lo suficientemente familiarizada con su importancia. Con esto en mente te contamos que ambos son ácidos grasos esenciales que el cuerpo no produce, y por lo tanto necesita obtener mediante la alimentación.



Lo más recomendable es que se incluyan en la dieta de los niños para asegurar su aporte en esta etapa tan importante de crecimiento. Parte de las virtudes de ambos ácidos grasos es fortalecer el sistema cardiovascular, ayudar a formar células en el organismo, regular el sistema nervioso, crear inmunidad y absorber nutrientes.



La mayoría de las dietas contienen  muchos ácidos omega-6 (carne, leche, galletas, margarina), pero muy pocos omega-3, por lo que debes asegurarte de incluir la cantidad suficiente. Ten en cuenta la siguiente medida al momento de organizar y prepararles las comidas.

+De 4 a 8 años: 10,000 mg o (10 gramos) diarios de omega-6 y 900 mg o (0.9 gramos) diarios de omega-3.

 

Con esto en mente te contamos que la mayor fuente de omega-3 es el pescado azul (salmón, sardina y atún), y se recomienda que lo coman unas dos veces a la semana.

¿Qué otros alimentos contienen este ácido graso?

 

·         La yema del huevo

·         Los frutos secos (nueves, almendras, avellanas)

·         Aceites vegetales (linaza, canola, nuez, soja, germen de trigo y avellana). Lo puedes incluir en ensalados o con los vegetales salteados.

·         Lechuga

·         Espinaca

·         Brócoli

·         Pepino

·         Anchoas

·         Aguacate

·         Leche enriquecida

 

No es necesario que los niños ingieran suficientes ácidos grasos a diario. Lo que sí debes tener en cuenta es asegúrate de que el promedio de omega-3 y omega-6 consumido a lo largo de varios días corresponda a la cantidad apropiada para su edad. Así estarás ayudando al desarrollo de su cerebro, su visión y a que tenga un corazón sano y fuerte.

 

 

Fuente:

Nelly Olarte

Nutricionista 



0     179