« VOLVER

Tu hijo de 1-3 años puede estar sufriendo de Intolerancia a la lactosa!!!

La lactosa es el principal azúcar de la leche y su ruptura o digestión se hace en el intestino por la enzima llamada lactasa. Cuando la lactasa (enzima) rompe la lactosa (azúcar) se obtienen otros dos azúcares que son los que se absorben en el intestino, luego se procesan y se convierten en energía disponible para el organismo. La lactosa además de estar presente en la leche, se usa también en la elaboración de productos horneados y en preparación de medicamentos, por eso es el azúcar de mayor consumo en los niños.


Cuando no hay suficiente lactasa (enzima) en el intestino, no se puede digerir ni aprovechar la lactosa (azúcar) de los alimentos consumidos. Al no digerirse esta lactosa, se acumula en el intestino y aparecen uno o más de las siguientes molestias:


Dolor abdominal

Diarrea

Náuseas

Vómitos

Flatulencia o gases

Distensión abdominal o hinchazón

Pérdida del apetito


Los síntomas pueden aparecer a los 30 minutos o varias horas después de consumir el alimento con lactosa. La cantidad de lactosa que produce los síntomas varía de un niño a otro dependiendo del grado de deficiencia de la enzima lactasa y del tipo de alimento con lactosa consumido. Hay alimentos que contienen mayor cantidad de lactosa que otros, por ejemplo:



Adaptado de: Lomer MC et al. Aliment Pharmacol Ther 2008; 27 (2): 93-103.


¿Por qué se disminuye la lactasa?

La lactasa puede estar disminuida o ausente por varias razones:

  1. El niño puede nacer con deficiencia de la lactasa, esto es muy raro

.

  1. La enzima empieza a ser deficiente con el pasar del tiempo, empieza a manifestarse desde los primeros años de vida. Cerca del 70% de la población mundial y del 20% de los niños hispanos, asiáticos y negros menores de 5 años presentan este tipo de deficiencia.


  1. La enzima se disminuye porque hay un daño del intestino, por ejemplo, diarreas infecciosas, parásitos, alteraciones de la inmunidad, antibióticos, cirugías, desnutrición, alergia alimentaria, sobre-crecimiento bacteriano, entre otras. Aproximadamente el 50% de las diarreas infecciosas por rotavirus se complican con este tipo de intolerancia a la lactosa.



Aproximadamente el 10% de los niños tienen un dolor abdominal inexplicado en su etapa escolar. Según Barr RG y Colaboradores, 4 de cada 10 niños con dolor abdominal tienen intolerancia a la lactosa.



¿Cómo saber si mi hijo tiene intolerancia a la lactosa?

Hay varias pruebas de laboratorios que se pueden usar, la más precisa en la actualidad es el test de hidrógeno espirado. Sin embargo, la manera más práctica para confirmarla es la prueba clínica que consiste en retirar la lactosa de la alimentación durante dos semanas (mejoría de los síntomas) y prueba de provocación posterior (reaparición de los síntomas).


¿Cómo se alivia la intolerancia a la lactosa?

El único manejo satisfactorio es ofrecer una dieta con un contenido reducido de lactosa. La cantidad de lactosa que el niño es capaz de tolerar varía individualmente.

Como el niño está en periodo de crecimiento, no se debe eliminar los lácteos, porque puede ocasionarle deficiencias nutricionales de calcio, fósforo y vitaminas. Se debe ofrecer un alimento lácteo deslactosado que le alivie los síntomas y le ayude a cubrir las recomendaciones nutricionales para continuar con su proceso normal de mineralización del hueso y de su crecimiento.



Pregúntale a tu médico cuál Alimento Lácteo Deslactosado diseñado para niños 1-3 años puede consumir tu hijo!.




Wilson Daza Carreño

Gastroenterólogo Pediatra, Magíster en Nutrición

Clínica, Profesor Asociado Universidad El Bosque.

Director de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología

y Nutrición Pediátrica, GASTRONUTRIPED – Bogotá

www.gastronutriped.com


0     19