« VOLVER

¿Cómo ayudar a tus hijos a lidiar con la muerte?

La muerte afecta a cada niño de manera diferente. Su reacción va a depender de factores como la edad, personalidad y entendimiento. En general, a los tres años la mayoría de los niños no entiende que la muerte es algo permanente y definitivo porque a esta edad no tiene una noción clara del tiempo.


Para ellos la muerte es algo que solo sucede en las películas. No son conscientes de que es una realidad que en cualquier momento puede afectar su entorno. Aunque los expertos señalan que es a partir de los seis años cuando un niño comienza a tener una idea clara de lo que representa la muerte, es importante que tú como mamá, estés preparada para afrontar la situación y les enseñes a lidiar con ella.


La muerte es uno de esos temas que como padres nunca quisiéramos tener que tratar con nuestros hijos. Además, puede ser un tema difícil de hablar especialmente con niños entre 3 y 5 años, pero la clave está en la comunicación. Como sabemos que es un tema complejo, te damos algunos consejos para que converses con tu hijo del tema y tu ayuda sea mucho más efectiva.


1. No evites el tema. Lo primero está en no esconderles nada. Hay que llamar a las cosas por su nombre. La palabra muerte hace parte del vocabulario de todo ser humano, y debe ser entendida como algo natural, que aunque es triste, no es negativa. Simplemente es parte del proceso de la humanidad, y así es como los niños la deben entender.


2. Procura ser honesta. Muchas veces los padres esconden la muerte de un familiar para no afectar al niño. Sin embargo, ellos lo pueden notar ya sea por la ausencia de la persona o por el lenguaje corporal del padre que es contradictorio.


Esconder este tipo de cosas a los niños puede ser contraproducente. Es necesario que ellos hagan el duelo. De lo contrario, se llenarán de emociones negativas y es más fácil que caigan en depresiones. Además, si les mientes, les será más difícil entender que la muerte es algo natural y que eventualmente todos la enfrentaremos.


3. No utilices metáforas. "Es importante tener claro lo que les dices, porque los niños son curiosos y la explicación puede derivar en muchos “Por Qués”. Además, a veces les decimos cosas que pueden complicar aún más la situación", indica Patricia Díaz Seoane, psicóloga.


Una metáfora muy usada es que la persona que muere se va de viaje, pero esto podría provocar que el niño se quede esperando que el ser querido vuelva o se pregunte si va a venir a su cumpleaños, por ejemplo. También, decirle que está durmiendo puede ser contraproducente. En la mayoría de los casos, luego les cuesta conciliar el sueño y no querrán tomar la siesta por temor.


4. Sé atenta. El tiempo de duelo es difícil para ti, pero también para tu hijo. Por eso, es importante que le demuestres tu atención y converses con él en medio de este proceso. Procura estar tranquila y hablarle de manera amable y cariñosa; no temas a que te vea triste. Parte de ver a los adultos llorar, pensativos y en silencio les ayuda a entender que lo que ellos están sintiendo es normal.


5. Llévalo a misa. Llevarlo a la misa o a cualquier ceremonia que rinda honor a la persona que murió es una buena manera de que entiendan que es un proceso irreversible. Además, escuchar palabras bonitas y anécdotas sobre la persona en este tipo de eventos, les ayuda a conservar una imagen positiva y bonita del ser al que perdieron.


6. Intenta mantener la rutina. Algunos padres cuando pasan por duelos se olvidan de la rutina a la que están adaptados los niños. Esto es totalmente comprensible, pero mantener la rutina en casa lo más posible les ayudará a entender que a pesar de lo que está pasando, su casa y sus cosas están seguras y se sentirán más confiados en seguir adelante. Ellos deben seguir cumpliendo con sus labores escolares, su alimentación debe continuar siendo saludable y en el horario establecido.


No le temas a conversar acerca de la muerte con tus hijos. Si los preparas previamente será mucho más sencillo para ellos entenderlo cuando suceda.


Por último, recuerda reforzar su desarrollo cognitivo con los minerales y vitaminas del Alimento Lácteo KLIMÒ FORTILEARNÒ .


Palabras clave:

Preguntas, niños, padres, muerte, comunicación, desarrollo.




0     2

Whoops, looks like something went wrong.