« VOLVER

Contar cuentos, no es un cuento

Leer cuentos a nuestros hijos es una actividad que aporta a su desarrollo intelectual. Por eso KLIM® quiere enseñarte algunos consejos para que hagas de esta actividad una aventura completa.

Cuando lees un cuento a tu hijo, le permites abrir su imaginación. La creatividad es una facultad importante para que su cerebro potencie su funcionamiento. Es necesario que cuando leas, dejes pausas para que el niño procese la información.Establece una conexión entre la historia y tu hijo, para que cada cuento sea un relato apasionante que lo envuelva en magia y despierte su imaginación.


Hazle dibujitos y enséñale con tus propias palabras partes de la historia que él tal vez no entienda. Contar tus propias historias también es un recurso para establecer una conexión más cercana con tu hijo, especialmente cuando estás a oscuras.


Al final de los cuentos hazle preguntas, para que él también construya la historia, como por ejemplo: ¿De qué color era el traje del príncipe? ¿Azul, verde o blanco?, para que así poco a poco vaya grabando el cuento en su mente.

Para KLIM® es muy importante que vivas esta experiencia con tu hijo, recuerda que KLIM® 3+ es el alimento lácteo con lo mejor de la leche, perfecto para esta etapa donde tu hijo quiere descubrir el mundo.

 

Fuente:


Comité asesor de bebesencamino.com. 2014. ¿Cómo contarle un cuento a nuestros niños? a4bandas Media (enero de 2014).Conoce más acá 

0     78