« VOLVER

Jugar es clave para estimular la memoria de los niños

Entrenar al cerebro para que retenga información es mucho más fácil y divertido si se hace a través del juego, pues se recuerda mejor lo que produce alegría. 
La memoria se nutre de recuerdos, pero en especial, de emociones, lo que explica el que nos acordemos más fácil de las cosas, personas o situaciones que nos hacen felices. Lo que nos toca memorizar por obligación (tablas de multiplicar, poemas, el nombre de los departamentos de Colombia) no lo retenemos por tanto tiempo, por lo que no es raro que cuando llegamos a la adultez, no lo recordemos. 
De manera que para asegurarte que a tus hijos no les pase lo mismo, lo mejor que puedes hacer es ejercitar su memoria a través del juego. Será un momento divertido y lúdico que además te acercará más a ellos.  Aquí te mostramos unas opciones que puedes utilizar en casa. (Para conocer más juegos que pueden hacer juntos da click acá https://www.klim.com.co/articulo.aspx?alias=fiesta-de-cumpleanos).

• Puedes aprovechar el momento de la comida para pedirle que te ayude y que te diga cuales son las cosas que se ponen en la mesa y decirle que las vaya trayendo a medida que las enumera. 
• Ver su programa de televisión favorito y cuando se termine jugar a que no recuerdas los nombres de los personajes y pedirle que te cuente lo que pasó. 
• Jugar a que son tus asistentes y necesitas que te ayuden con datos como la dirección o el número telefónico de la casa. El sentirse grandes y responsables como los adultos los animará a retener esta información. 
• Disfrazarse y tomar cualquier artículo de la casa que haga las veces de micrófono y turnarse cantando es una buena manera de memorizar. Aprenderse las letras de las canciones es uno de los ejercicios más efectivos. 
• Armar rompecabezas los ayuda no solo a memorizar sino a asociar por tamaños y colores. Empieza por los de fichas grandes y a medida que ves que los resuelven en menos tiempo, cambia a los de fichas más pequeñas que implican mayor concentración. 
• Jugar ajedrez. Al ser un juego de estrategia obliga a memorizar movimientos y planear tácticas para vencer al oponente. Exige total concentración lo que es perfecto para ejercitar la memoria. 
• Enseñarles trabalenguas ayuda a que ejerciten su memoria auditiva, así que puedes empezar con algunos cortos y pedirles que los repitan hasta que los digan sin equivocarse. 
• Recortar dibujos de animales, frutas, o que tengan que ver con el tema que les gusta y pedirles que te digan los nombres y donde viven o para qué se usan, es una manera divertida de que ejerciten su memoria visual. 
• Jugar el famoso “ahorcado” donde deben deletrear una palabra y adivinarla antes de que el muñequito quede colgando de la cuerda es bastante efectivo pues no solo memoriza palabras completas sino la ortografía de cada una. 
La clave está en que jueguen juntos y que le vayas subiendo el nivel de dificultad, así ellos se esforzarán más por ganar y harán mejor la actividad. 
Cualquiera que escojas, asegúrate de aprovecharlo al máximo y de divertirse juntos.

Fuente:
Andrea Niño
Psicóloga

0     82