« VOLVER

¿CÓMO PREVENIR LOS VIRUS MÁS COMUNES EN EL COLEGIO?


Elresfriado y los males estomacales son algunos de los virus máscomunes que los niños en edad escolar pueden contraer en el colegio.Descubre cómo prevenirlos.


Laedad escolar puede perder toda su emoción cuando el aula de clasestrae con ella enfermedades y virus. Cuando los niños empiezan aformar parte del ambiente escolar están más propensos al contagiode virus que afectan su crecimiento y desarrollo.


Deacuerdo a una investigación realizada por Healthy Children, lamayoría de niños en edad escolar sufre en promedio de 8 a 12resfriados durante el año y la diarrea les afecta una a dos veces alaño.

Elinicio del colegio requiere cuidados y atenciones que van más alláde la compra de cuadernos y colores. Por eso, en este artículo, teenseñamos de forma práctica cómo prevenir cualquier virus“travieso” y preparar el sistema inmunológico de tu hijo para elinicio de las clases.


Algunasde las complicaciones más comunes quetu hijo puede presentar en el colegio, son las respiratorias ygastrointestinales, en la mayoría de los casos inofensivas, pero querequieren de tu atención. También, otros como varicela, sarampión,rubéola, paperas y hepatitis A, más delicadas pero que con eltratamiento correcto no generan mayores inconvenientes.


Viruscomunes y su prevención


Eladenovirus y la influenza son una familia de virus muy presente enlos primeros años del colegio, debido a que se transmiten porcontacto de persona a persona. Se caracterizan por síntomas gripalesprincipalmente y la afectación de las vías respiratorias.


Tambiénhay otra clase de virus que provocan síntomas digestivos de vómitoy de diarrea en los niños. En esta última clasificación seencuentra el rotavirus, el principal responsable de diarreas einfecciones como la gastroenteritis (inflamación del intestino).Este es más común en niños menores de dos años o lactantes.


Estetipo de virus no puede prevenirse del todo debido a que durante laedad escolar el sistema inmune de los niños está en plenodesarrollo, por lo que deberán sufrir algunos resfriados y diarreaspara formar los anticuerpos necesarios que le permitan combatir estasenfermedades en el futuro.


Sinlugar a dudas, una buena alimentación es una medida preventivafundamental con la que las mamás pueden ayudar a sus hijos aresistir mejor cualquier enfermedad. Una alimentación sana, variaday nutritiva, con alto consumo de frutas, verduras y fibra ayuda afortalecer las defensas naturales del cuerpo para enfrentar cualquieragresión externa. Ten presente, que losniños desnutridos tienen mayor riesgo de una enfermedad diarreicaaguda.


Virusque requieren mayor cuidado y su prevención


Existenotras enfermedades potencialmente graves que pueden ser contraídasen el colegio como la varicela, rubéola, las paperas, lapoliomielitis, sarampión, la tosferina, la difteria y la hepatitistipo A.


Afortunadamente,la mayoría de estos padecimientos cuentan con una vacuna diseñadapara que los niños no tengan que sufrirlos. La mayoría de lasvacunas relacionadas con estas enfermedades pueden aplicarse desdelos 12 meses de edad.


Enel caso de la vacuna contra la difteria, el tétano y la tosferinadebe ser aplicada desde los primeros dos meses con refuerzos entrelos 4 y 6 años. La primera dosis contra la Hepatitis A se debeadministrar entre los 12 y 23 meses. Por su parte, la vacuna contrala Hepatitis B es necesaria desde el nacimiento.


Esimportante, no solo que los niños reciban sus vacunas sino que lohagan en el momento indicado. Los expertos aconsejan serespecialmente cuidadosa con el cumplimiento del calendario devacunación.


Todoslos años el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades delos Estados Unidos (CDC) publica una guía de las vacunasrecomendadas y el momento indicado en que se deben administrar a losniños. Estas recomendaciones son avaladas por la AcademiaEstadounidense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Médicosde Familia.


Loideal es que visites a su pediatra para llevar un mejor control delas vacunas que deben ser administradas a tu hijo con sus respectivasdosis de refuerzo.


Porotra parte, existe el mito equivocado acerca de que los niños debenpadecer estos males mientras son pequeños, para que cuando crezcansean inmunes a ellos y no presenten síntomas de mayor gravedad encaso de contraerlos. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así, enespecial si se trata de enfermedades como el sarampión, que malcuidadas podrían acarrear secuelas graves a los pequeños comocomplicaciones a nivel neurológico.


Seguramente,tu hijo no se escapará de alguna gripe o malestar estomacal pasajeroen el inicio de su etapa escolar, esto es parte de su crecimiento. Loimportante es que como mamá tengas los cuidados preventivos para queesto no se convierta en un dolor de cabeza.


Recuerdaque la alimentación adecuada es imprescindible para tener un niñosano en todos los sentidos. Por eso, complementa su alimentación enla edad escolar con el Alimento Lácteo KLIMÒ FORTIGROWÒ.


Palabrasclaves: virus, enfermedades, niños, colegio, edad escolar, gripe,influenza, prevención, síntomas.



Fuente:


Dra.Diana Quimbayo.Estudió Medicina en la Universidad de Cauca, Colombia y seespecialize ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽enla Universidad de Cauca y se especializiones, arte. ntagiando ¡atodo el salçs preferible que se quede en casa hastóen Pediatría en la Universidad del Valle de la Ciudad de México.Actualmente es residente de Gastroenterología en el InstitutoNacional de Pediatría de la Ciudad de México.


Tarjetaprofesional 761014


https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/regresoescuela/

https://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/VacunasEscuela/index.html

https://www.etapainfantil.com/prevenir-enfermedades-ninos



0     27