« VOLVER

Importancia del hierro en la alimentación de tu hijo.

                                                                     

El hierro es un mineral bastante importante en la alimentación de tu pequeño, ya que su ausencia puede  producir anemia, fatiga, dificultad en el buendesarrollo de las tareas diarias, y en niños menores de dos  años produce alteraciones en el sistema  nervioso, que repercute en dificultades de aprendizaje durante  la infancia.

 Lo más grave es que aunque tu hijo deje de estar anémico, estos retrasos no se recuperan y esas  anomalías se mantienen de por vida, cuando son muy fuertes y ocurren en los primeros años. Por eso  es importante complementar su alimentación con la nutrición superior que le ofrece tu hijo KLIM® que  contiene hierro, vitaminas y otros minerales esenciales para que tu hijo crezca sano física y mentalmente.

 ¿En qué alimentos se puede conseguir hierro?

 

 Una dieta variada y balanceada es fundamental, de tal manera que todos en la familia disfruten  de los  diversos alimentos en diferentes preparaciones. Existen una gran variedad de alimentos, tanto de origen  animal como vegetal ricos en este mineral.Para destacar como principales fuentes de hierro, podemos nombrar el hígado, las sardinas, los mariscos, la carne de res, cerdo, cordero, aves, huevos, cereales fortificados como harina de maíz, arroz y pan de trigo, frutos secos, leguminosas, granos y vegetales de color verde oscuro como la acelga, la espinaca y el brócoli.

El hierro de los alimentos de origen animal se absorbe con mayor facilidad que el que se encuentra en los vegetales.

Es importante destacar que la manera de combinar los alimentos juega un papel muy relevante, ya que en el intestino algunos pueden favorecer o interferir en el paso del hierro a la sangre.

Las frutas, aunque no son ricas en hierro sin son grandes aliadas porque aumentan su absorción, especialmente las que contienen vitamina C. Es recomendable consumir guayaba, fresa, piña, naranja, melón, mango, mandarina, limón, zanahoria, espinaca, brócoli y auyama.

Por lo tanto, lo correcto es preparar alimentos en los que se encuentren las fuentes de hierro con los alimentos que ayuden a su absorción; y consumir los que causan interferencia como el chocolate, café y refrescos fuera del horario de la comida y si han de ser consumidos que sea por lo menos una hora después de la comida.

Recuerda equilibrar la alimentación de tu hijo y complementarla con la nutrición superior de KLIM ®

 

Fuente:

Soto Bernal Karem, Licenciada en Nutrición y Dietética. 10 de junio de 2013. Importancia del hierro en la infancia. Nutriyachay Blog.  (14 de enero de 2014). Conoce más aquí

 

0     60